23 de noviembre de 2020

Prensa Independiente

Comparte!
  •  
  •  
  • 5
  •  
  •  
  •  
    5
    Compartidos

Editorial por Estación Cañaveral


Desde pequeños en las escuelas de nuestro país  nos hablan y nos enseñan de deberes y derechos. En cuanto a los segundos, los que más se repiten son la libertad religiosa, libertad de asociación y reunión, libertad de prensa y libertad de expresión. Todo de manera muy general, pero nunca se profundiza en aquello, terminando nuestra etapa escolar sin saber nada especifico de estos. Solo quedando anotados en algún apunte o cuaderno viejo, como una simple lista de supermercado.

Si ahondamos un poco en la libertad de prensa y expresión, nuestra legislación es clara en este asunto, expresando que: “La libertad de emitir opinión y la de informar, sin censura previa, constituyen un derecho  fundamental de todas las personas. Su ejercicio incluye  no ser perseguido ni discriminado a causa de las propias  opiniones, buscar y recibir informaciones, y difundirlas por cualquier medio, sin perjuicio de responder de los delitos y abusos que se cometan, en conformidad a la ley”. De esta manera, vislumbra el derecho de todo sujeto natural  de fundar, editar, establecer, operar y mantener medios de comunicación social, además de reconocer  a las personas el derecho a ser informadas sobre los hechos de interés general.

Mucho se habla sobre la libertad de prensa, pero poco sobre la independencia de ésta. Menos de la prensa independiente o contra-hegemónica, menos de la denominada “contra información”, término para definir a los medios de comunicación que están ajenos a los conglomerados empresariales.

-¿Cuál es el rol de los medios independientes en los movimientos sociales?, ¿Su rol en la sociedad?

Desde siempre la acción de los luchadores sociales se ha basado en la circulación de las ideas que promueven, así en las luchas campesinas en Francia, Alemania e Inglaterra, donde el barbudo de Tréveris cumplía tan esencial tarea publicando sus escritos, manifiestos y libros para distribuirlos entre los obreros y su movimiento a nivel mundial. 

Así ocurrió también en la Revolución Bolchevique, en las que sus más preclaros líderes generaron toda forma de comunicación escrita para propagar sus propuestas. En Chile la situación no ha sido diferente, desde Recabarren que en el lugar donde estuviera organizando e impulsando la organización de los trabajadores, generaba un periódico, lo que se ha sucedido en la historia y que se vivió con particular significado en las luchas de resistencia contra la dictadura.

No hay otra “Prensa Libre” que la generada por los oprimido en sus luchas. La Prensa Institucional está precisamente, al servicio de la institucionalidad con su carga de ideología, y propaganda desembozada, la que se hace destacando el discurso de la dominación y escondiendo, y desacreditando las propuestas, reclamos y acciones de los oprimidos.

-Amenazas contra la libertad e independencia

La sociedad dominante ha generado abundantes mecanismos de defensa, estos se expresan en la imposición de una mirada dominante, de un conjunto de valores comportacionales que tienden a desvalorizar los comportamientos de ruptura institucional, los cuestionamientos a las verdades sacras, a la imposición permanente de una forma de rechazo a una cierta forma de violencia que expresa la acción de quienes son marginados por el sistema en las capacidades de aportar a la cosa pública desde otras miradas y escondiendo la violencia cotidiana que significa la oprobiosa distribución de la riqueza y del patrimonio nacional, concentrando en el 5% de la población más del 90% de nuestras riquezas.

Esa es una de las ás claras, y muchas veces poco evidentes formas de amenaza contra la independencia.

Total Page Visits: 144 - Today Page Visits: 1