23 de noviembre de 2020

Breve Historia del Feminismo (Parte 2)

Comparte!
  •  
  • 1
  • 20
  •  
  •  
  •  
    21
    Compartidos

por Josefina Balbontín Zolezzi


En esta segunda parte del documento, ahondaremos en las corrientes feministas y su relación con el derecho a voto, además del nacimiento del feminismo negro y otras corrientes. Puedes leer la primera parte aquí

El capitalismo se sustenta en dos principios, la propiedad privada y la acumulación de capital. Con el tiempo se debió resolver como mantener las fortunas de los burgueses dentro de sus familias, por lo que se masificó la práctica del matrimonio, dentro de esta estructura el hombre al ser el productor de capital, se constituye como el jefe de hogar, dueño de la propiedad y herencia. La mujer pasa a ser considerada mercancía que se transa en dotes en base a la conveniencia de los hombres de su familia. Con la figura del matrimonio la mujer es parte de la propiedad del varón y en términos jurídicos es considerada como una menor de edad.

La segunda oleada del feminismo se desarrolló durante el siglo XIX y tuvo un carácter más diverso masivo y radical. Surgen principalmente 3 corrientes. El feminismo inglés y norteamericano que abogaban por el derecho a la educación y al voto. Corresponde a un movimiento de mujeres burguesas blancas que llevaron adelante el movimiento sufragista y gracias a ellas se fue poco a poco extendiendo el derecho a voto de las mujeres en el mundo.

En Estados Unidos también surge “otro feminismo” el feminismo negro. Mujeres Afrodescendientes esclavizadas se empezaron a organizar desde 1830. Para igualar los derechos y tratos entre hombres y mujeres. Estas mujeres denuncian por primera vez la doble opresión que genera el cruce entre el sexo y raza, eje articulador del feminismo negro y postcolonial hasta nuestros días. En América Latina también surge una nueva corriente feminista. De la mano de Flora Tristán, nace el feminismo socialista que denuncia otra doble opresión, la opresión del sexo y la clase. Las repercusiones nocivas del capitalismo en las obreras, la desigualdad de oportunidades, la opresión sistemática de la iglesia católica en las mujeres, etc.

Durante la segunda ola del feminismo en Inglaterra a principios del siglo XX aparece una novedosa forma de protesta que hoy conocemos como “acción directa” donde las mujeres inglesas aburridas de protestar pacíficamente por sus derechos, comenzaron a generar revueltas, saqueos, daño a la propiedad privada, sabotaje a las líneas eléctricas e incluso a ponían bombas con el objetivo de visibilizar sus demandas

A principios del siglo XX tiene su origen el anarco feminismo, de la mano de Emma Goldman bajo el concepto de mujeres libres. Cuestionan la dominación masculina sobre el cuerpo de las mujeres, abogaba por el derecho al aborto y a la anticoncepción denunciando sistemáticamente la opresión del Estado y de la Iglesia sobre las mujeres.

La tercera oleada feminista se desarrolla en el contexto de guerras mundiales. A pesar de que as mujeres habían adquirido derecho a voto y educación, seguían recluidas a en su rol de madre esposa y socialmente siguieron siendo consideradas inferiores o menos capaces. Durante este periodo aparecen autoras fundamentales para entender el feminismo como “Simone de Beauvoir” quien retoma la idea de la construcción cultural y no natural de la identidad de las mujeres con su celebre frase “no se nace mujer, se llega a serlo” introduce la idea de que el hombre es el centro de todo (androcentrismo) y que ellos crean las normas a su medida, en desmedro de las mujeres (lo otro).

Durante la década del 1960 surgen dos grandes corrientes del feminismo, el feminismo liberal y Radical. El Feminismo liberal postula que no existe opresión de la mujer sino más bien una relación de profunda desigualdad entre hombres y mujeres que se resolvería equiparando las oportunidades entre ambos sexos. El feminismo Radical en cambio, postula que el origen de la opresión de la mujer comienza en la estructura patriarcal y que para resolver las problemáticas femeninas es necesario cambiarlo todo. En la década de los 90s se introduce el concepto de género. Las académicas feministas se dan cuenta de lo mutable que es el ser mujer y se ocupan de incluir a otras identidades como las minorías sexuales y las mujeres trans dentro de la teorización y praxis feminista.

En más 200 años de historia, el feminismo ha tenido diversas corrientes y miradas, algunas, incluso antagónicas, pero ¿qué podemos concluir de la historia del feminismo occidental?.

Primero, que la opresión de la mujer se agudizó con el surgimiento del estado Republicano. Antes de la revolución francesa, durante las monarquías absolutas, las grandes mayorías eran excluidas de las instancias de poder bajo la premisa de que el sistema de sociedad de castas era inmutable y que el origen familiar y social determinaban tu calidad de vida. Con el estado republicano tu lugar en la sociedad pasa a ser determinado por tu sexo, origen racial y social. Considerando la experiencia de la declaración de derechos del hombre y el ciudadano, resulta tremendamente peligroso no tener participación en espacios fundamentales de discusión política y reafirma la importancia de la paridad en el futuro proceso constituyente.

Segundo, El capitalismo acrecentó la condición de oprimidas, excluyó a las mujeres de toda instancia de poder, al ser el hombre el proveedor se convirtió en el jefe de hogar, poderoso y omnipotente. Dueño de la propiedad, de los hijos y de su esposa. No es nuevo decir que la alianza entre el Estado y el Capital consolidan la estructura patriarcal de dominación, por tanto, reducir las brechas salariales entre hombres y mujeres contribuiría a equilibrar las relaciones de poder eliminando la dependencia económica dentro del hogar. Es urgente evaluar y accionar instancias de economía feminista colectivas que sean adecuadas para ir paulatinamente eliminando las lógicas capitalistas basadas en el individualismo y la acumulación.

Tercero la teoría y práctica feminista está determinada por contextos particulares. La diversidad de corrientes feministas existe desde sus orígenes, es sana, enriquece el debate y la creación de lineamientos políticos, producción académica etc. Pero no puedo evitar mencionar que he observado con preocupación la pugna entre las compañeras feministas radicales y las trans inclusivas, sobre todo por el tono que ha caracterizado el debate. La poca empatía y sororidad que se ha manifestado este ultimo tiempo. No es mi intención tomar posición en dicho debate ahora, pero tengo la sensación personal de que ganar la disputa o de tener una estética feminista poderosa ha primado por sobre el enriquecimiento de todas como colectivo

Por último, quisiera señalar que el feminismo tiene, desde sus orígenes, una marcada conciencia de clase. Ya sea burguesa o proletaria, los discursos, demandas y acción de las mujeres responden a su origen social y étnico. Con esto no quiero decir que la lucha feminista se someta a la lucha de clases.

¡Todo lo contrario! La idea del feminismo es anterior a la noción de lucha o conciencia de clase. Como sabemos, las primeras publicaciones de Olimpia de Gouges y Mary Wollstonecraft datan de 1791 y 1792 respectivamente. mientras que el manifiesto comunista de Engels y Marx se remonta a 1847 y Bakunin, primer y principal exponente del pensamiento anarquista fue contemporáneo a Marx. Por alguna razón, antes de estudiar historia, siempre tuve la sensación de que el surgimiento del feminismo había sido muchísimo más tardío y menos trascendente en comparación al marxismo y la anarquía. El feminismo ha sido revolucionario desde su orígen por que cuestiona las bases del orden social impuesto en distintos contextos y su influencia se extiende a múltiples esferas. Recordar, que las revueltas populares hasta el día de hoy utilizan estrategias que inauguraron las mujeres sufragistas inglesas.

Al parecer, el feminismo no ha tenido un rol tan secundario como históricamente nos han hecho creer. Y a la luz de lo expuesto, me surgen más dudas y espero no ser la única que se pregunta ¿cómo llegan los ideales feministas a nuestro país? ¿cómo se organizaron esas mujeres? ¿cuáles eran sus ideales?, ¿sus luchas? ¿Hubo conciencia de clase en las agrupaciones feministas de la historia de Chile?, ¿cuál fue el rol de la mujer en los procesos constituyentes de nuestro país? ¿cómo aportaron las mujeres a la construcción del estado chileno? En la tercera parte de este artículo revisaremos brevemente la historia del feminismo en nuestro país, sus oleadas y corrientes para intentar responder a estas preguntas.

Total Page Visits: 392 - Today Page Visits: 1

1 pensamiento sobre “Breve Historia del Feminismo (Parte 2)

Los comentarios están cerrados.