23 de noviembre de 2020

Farmacéutica estadounidense, Moderna, inicia los ensayos decisivos de su vacuna para combatir COVID-19

Comparte!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Moderna, la compañía biotecnológica estadounidense, comenzó esta semana a dosificar a voluntarios para probar el potencial que tendría su cura.

El laboratorio Moderna y los Institutos Nacionales de Salud de EE.UU. dieron por inicio al mayor estudio de una vacuna contra el COVID-19. Esta es la última fase de ensayos, donde participarán 30.000 voluntarios. El objetivo de estos análisis es probar su efectividad y seguridad.

Hay más de 150 vacunas candidatas en el mundo que pretenden combatir la pandemia, de ellas 23 están en fase de ensayos con humanos y 2 se encuentran en estudios avanzados; Moderna de EE.UU. y AstraZeneca de Reino Unido.

Las claves de la vacuna estadounidense

La vacuna desarrollada por Moderna aún está en su etapa experimental, por lo que no hay garantías de que sea efectiva como cura del COVID-19.

Está siendo probada en 30.000 adultos sin la enfermedad, de ellos algunos recibirán una dosis de la vacuna real y otros un placebo; será administrada en dos dosis. Se hará un seguimiento a ambos grupos para estudiar cuál sufre más infecciones.

Moderna planea entregar 500 millones de dosis al año y hasta 1.000 millones en 2021.

Los ensayos realizados sirven para medir la efectividad de la vacuna, pero también que sea segura para quienes se les suministre.

Otras de pruebas avanzadas:

En agosto la Universidad de Oxford inicia su fase final.

Pfizer Inc. planea otro estudio masivo en 30.000 personas este verano boreal.

Durante septiembre la compañía Johnson & Johnson probará su candidata.

Más de 150.000 estadounidenses están interesados por participar de estos ensayos.

Total Page Visits: 88 - Today Page Visits: 1