23 de noviembre de 2020

La historia de las turbas racistas que atacaron a manifestantes mapuches

Comparte!
  •  
  •  
  • 1
  •  
  •  
  •  
    1
    Compartir

A 24 horas de que Víctor Pérez, nuevo ministro del Interior, visitara la zona, se desató una ola de violencia racista en contra de los comuneros que estaban en toma. Una turba se reunió la noche del sábado, armados de fierros y palos, en distintas zonas de la región. La Asociación de Paz y Reconciliación en la Araucanía (APRA), publicó algunos días antes en su cuenta de Facebook, llamados a la “Autodefensa”. El grupo agredió brutalmente a los mapuche que intentaban huir desconcertados.

A las 21:00 hrs. en avenida O’Higgins, del centro de Curacautín, llegó la primera turba que luego avanzó hasta la Municipalidad. La información que recibían los comuneros resultó confusa, pues algunos creyeron que la aglomeración era en apoyo a su causa. Hasta que cerca de las 21:20 se escucharon los primeros gritos en contra del pueblo mapuche.

Se oían frases como “¡Indios culiaos!”, “¡Querían terrorismo, acá tienen terrorismo!”. Se registraron videos del momento, ocurrido en pleno toque de queda, sin embargo, Carabineros no frenó la situación.

La Municipalidad fue tomada el pasado lunes, en apoyo a la huelga de hambre del machi Celestino Córdova y otros comuneros. Esta acción comenzó a replicarse en Ercilla, Collipulli y Victoria.

Habitantes de Curacautín ya habían denunciado la viralización de supuestos ataques de mapuche a través de las redes sociales para polarizar el ambiente, y amenazas de estos grupos a quienes apoyan la causa mapuche. También dieron cuenta de la presencia de policías de civil cerca de la municipalidad.

La noche del pasado sábado, testigos aseguraron ver hombres con un corte de pelo al ras, además de trabajadores forestales, agricultores y hasta un conocido DJ de la zona.

El ataque comenzó cuando Carabineros llegó a desalojar a los comuneros en toma. Los atacantes rodearon el municipio, volcaron los vehículos en los que llegaron los mapuches para destruirlos y quemarlos. En los registros se escuchan risas de varios hombres mientras miran parados frente a las llamas. La mayoría de ellos armados de palos, fierros y bates.

Onésima Lienqueo, vocera de la Defensoría de la Niñez Mapuche, afectada por la situación, comenta que el sábado ya tenían la certeza de que podía comenzar el desalojo, principalmente por las declaraciones emitidas por el Ministro de Interior Víctor Pérez, anunciando que se daría autorización a los municipios. En la noche, después de algunos llamados, su principal preocupación, era que la turba excedía en número a los comuneros, había mujeres y niños.

“En ese mismo instante Gloria Naveillán manda el audio -que luego se filtra- donde empieza a solicitar que empiecen a aparecer agricultores y camioneros; el segundo llamado es para insistir que los agricultores vayan y en paralelo se estaba empezando a incendiar la Municipalidad de Traiguén. Se puede ver que el fuego viene desde afuera y adentro los comuneros estaban encerrados”, explica Lienqueo.

Además asegura que las instituciones encargadas de resguardar los Derechos Humanos, (principalmente el INDH), tampoco acudieron al lugar, pese a ser informados de la situación, junto con material de respaldo.

“No tuvimos respuesta de estas instituciones, la situación del sábado fue grave, en ese momento no había abogados, el proceso estuvo muy complejo, además las acciones fueron de noche, fue algo articulado y con organización”.

Durante la medianoche Carabineros informó que debido a los desórdenes públicos “se procedió a la detención de las personas que mantenían tomada la Municipalidad”. Supuestamente pasó lo mismo en los otros municipios. Pero en Victoria, desde adentro del carro policial, Rudecindo Huenchullán contaba algo diferente: los carabineros los inmovilizaron y permitieron las agresiones.

Allí civiles atacaron apedreando la municipalidad. Una de las imágenes muestra un grupo de personas quemando un Chemamull, una estatua mapuche. Dentro de lugar los niños corrían despavoridos mientras se encerraban huyendo del humo de las lacrimógenas.

La acción de APRA

En su página de Facebook, la Asociación de Paz y Reconciliación en la Araucanía (APRA), estuvo publicando durante varios días mensajes alusivos a la “autodefensa”: “Estamos amenazados y atacados, realizaran una tormenta de fuego (ola de incendios) mañana 31 de julio y podemos comprobar que el Gobierno de Chile no nos defiende ni pretende ir tras los terroristas” se lee en una de las publicaciones.

Gloria Naveillán, ex candidata a diputada por la UDI en el distrito 22, tiene un canal de youtube donde constantemente lanza declaraciones en contra de la comunidad mapucha, tildándolos de “delincuentes”. El pasado 31  de julio participó del programa “Arde Troya-Tierra de Nadie”, en conversación junto a Francisco Alanis, presidente de APRA (y ex suegro de Martín Pradenas) y el diputado Miguel Mellado (RN). En la instancia, Naveillán adelanta que APRA invitó al ministro del Interior a reunirse con ellos.

En este canal criticó a las autoridades por no llamar al desalojo de las municipalidades. El sábado, se filtraron audios donde se escucha a Naveillán organizando la turba.

En el registro se escucha “Ya señores, cuántos levantan la mano para ir de acá a las 12 AM en la Plaza. Hay que ir con palos porque aquí nos van a pegar, así que hay que ir con palos y con lo que sea para defenderse» (…) Quemaron la Municipalidad y arrancaron, no pudimos a agarrar a ningún culiao”.

En la página de APRA se menciona de manera recurrente al Director del Registro Civil e Identificación de La Araucanía, Juan de Dios Fuentes, reconocido por incidentes similares. A fines del año pasado, funcionarios de SII de La Araucanía lo denunciaron por agresiones físicas y verbales durante una manifestación. En el año 2016 causó polémica por una aparición portando un arma de fuego en una reunión de agricultores como presidente de la agrupación Paz para la Araucanía.

José Ancalao, activista y miembro de la comunidad Manuel Ancalao de Purén, aclara que la toma de municipalidades se hizo para generar algún tipo de presión y buscar el diálogo. Y al igual que otros comuneros, afirma que el desalojo fue coordinado por APRA.

“Es una organización gremial que agrupa dueños de fundos, y representa a ese sector de la población. Allí hay gente que fueron funcionarios civiles en Dictadura, otros son parte de Patria y Libertad, simpatizantes del partido republicano de Kast o UDI, ese es el perfil. Gloria Naveillán ha tomado un rol bastante público en relación a eso, de la organización es la persona más conocida, y además uno de sus miembros es el ex suegro de Pradenas. El desalojo fue una acción coordinada por esta organización vía redes sociales y WhatsApp”, añade.

El lonko y ganador del Premio Goldman, Alberto Curamil, declara que sienten mucha impotencia por la impunidad con que actuaron estos grupos. Además explica que, como nación mapuche, cuando van por una acción para exigir sus derechos y recuperar su territorio, siempre se movilizan en familia, y no dejan atrás a sus hijos. Por eso el riesgo fue mucho mayor, había niños en las tomas. 

Curamil confirma en su declaración que Fuerzas Especiales no impidió el paso de la gente que se dirigía al municipio. Debido a los golpes de la turba, los comuneros sufrieron lesiones en la cabeza y en el rostro, pero lo que más le afectó fue la quema de sus ropas y kultrunes.

 “Aquí se tocó al pueblo. Por otra parte el gobierno fascista, el estado tiene que responder por estos hechos. Los mismos que participaron tienen que saber responder. Ahora, nosotros vamos a continuar con la lucha, por la libertad de nuestros presos políticos mapuche”, concluye.

  • Los comuneros quedaron en libertad, pero se decretó la medida cautelar de firma mensual, arraigo nacional y la prohibición de acercase a la Municipalidad. Fueron 19 detenidos en Curacautín y 16 en Victoria, La investigación tendrá un plazo de dos meses. Ninguno de los atacantes fue detenido.
Total Page Visits: 300 - Today Page Visits: 1